Cultura Ambiental

Un planeta para todos!

Ariel Rodríguez-Vargas
Proyecto Primates Panamá
ProyectoPrimatesPanama@gmail.com

22 de Abril de 2020 es el Día Mundial de la Tierra. Hace más de un mes un silencio y un vacío de actividades humanas se tomó los pueblos y ciudades del mundo. Es la especie humana confinada en sus hogares y desalojada, incluso a la fuerza, de las calles, plazas y espacios públicos. Es la figura de los efectos de una pandemia de un síndrome respiratorio denominado COVID-19 que azota al mundo y lo tiene casi de rodillas. La gente siente temor de enfermarse o de enfermar a sus seres queridos vulnerables al virus SARS-CoV-2. Es una epidemia que ha golpeado a todo el mundo y amenaza con hacer estragos en países que ya sufren de mil calamidades y otras epidemias endémicas letales. Los números de COVID-19 todavía son irrisorios a los millones de muertos de malaria en África y Asia en los últimos 20 años. Que la ciencia y la conciencia política mundial hagan su trabajo.

22 de abril – Día Mundial de La Tierra

Los ecosistemas con todos los elementos biólógicos y abióticos son la base de la vida humana en el planeta. Recordemos que la humanidad como tal, llegó al planeta cuando el paraíso o el ecosistema estaba listo para recibirnos. El recibimiento no es gratuito. Muchos o millones de seres son parásitos y depredadores y nosotros no estamos exentos de ser víctimas de ellos. Hemos aprendido a intimidar a los macrodepredadores, pero aún no dominamos, ni conocemos a los enemigos más terribles de la humanidad: los virus y otros microorganismos infecciosos. Ellos son los verdaderos reyes del planeta. Se acaba la especie humana y ellos seguirán en la biosfera, incluso cristalizados.

No hay opción, hay que aprender a convivir con todos los seres vivos del planeta. Hay que respetar sus espacios, sus ambientes y mantener la distancia de aquellos que no han evolucionado a vivir cercano a nosotros. La humanidad se ha enseñoreado sobre casi todo lo existente en el planeta, le ha perdido el respeto a la naturaleza, pero en muchas ocasiones, ella es capaz de devolverle la afrenta.

Durante el último mes de cuarenta total en el mundo, muchas especies de la vida silvestre han regresado a los lugares donde las actividades humanas los habían desplazado desde hace décadas o cientos de años. Así vemos en las calles de ciudades vacías, desde cabras de montaña en Gales, zarigüeyas en Colombia, alces en Canadá, venados en Japón, hormigueros en Brazil, linces en España, jabalíes en Alemania, gamos en Inglaterra, etc. Este momento fugaz es un telón de enseñanza moral y ambiental que nos debe llevar a la pregunta: ¿Qué hemos hecho en el planeta? ¿Somos los dueños absolutos del mundo? ¿Quién reparará nuestros daños ambientales? ¿Es justo y bueno destruir por vanidad humana, la naturaleza? ¿Vale la pena convertir todo un ecosistema en un gran potrero o en un inmenso cultivo de arroz? ¿Por qué no pensamos que el planeta es para todos y que todos los seres necesitan conservar espacios vitales para su supervivencia?

La vida silvestre que conocemos en el planeta lucha por su supervivencia de manera instintiva e incluso razonada como ocurre con algunos primates. Al igual que los humanos, ellos deben defenderse de los enemigos naturales. Además, ellos están expuestos a mil patógenos, algunos letales que diezman sus poblaciones e incluso las pueden extinguir. Por ejemplo, los murciélagos como especies han logrado sobrevivir durante millones de años al ataque de innumerables especies de virus, bacterias u hongos. La naturaleza dura es implacable y también es implacable cuando el hombre abusando de su condición de especie dominante invade los espacios silvestres, más allá de lo debido o de la ética.

Sirva este día para recordarnos a todos, que la Tierra es un lugar para todas las especies existentes, es un planeta para todos, y es nuestro deber como especie humana, coadyuvar en educar a las nuevas generaciones, a respetarla, protegerla y nunca ser abusadores de ella, ya que las consecuencias de los abusos terminan siendo asoladoras. El humano tiene espacios de acción suficientes para desarrollarse plenamente y el día que aprendamos a ponernos límites como especie, con conocimiento, leyes, ética y valores, ese día estaremos construyendo una humanidad con futuro bueno y armonía natural.

Todos a favor de la madre Tierra y nunca contra ella.

Marzo: Mes de los Primates Neotropicales

Marzo es el mes de los Primates Neotropicales. Este es el cuarto año que se celebra este mes en nombre, honor, y conciencia colectiva a favor de los Primates neotropicales.

Instamos a todos los ciudadanos de la América tropical con especies de Primates en los bosques a actuar en consecuencia para educar y proteger a estas criaturas, elementos claves de los bosques, ahora que la biodiversidad está en decline notable.

Los Primates están listados como especies amenazadas, algunas Críticamente Amenazadas, otras como En Peligro o Vulnerables, lo que nos debe llevar a la reflexión sobre nuestro papel ciudadano en la protección de la diversidad biológica del planeta.

Protegiendo los bosques, los corredores biológicos, las cercas vivas y siendo vigilantes de su bienestar en sus hábitat se hace una gran labor de conservación.

Proyecto Primates Panamá

PD. El arte de Mes de los Primates Neotropicales es descargable en pdf. Todo el material multimedia producido por Proyecto Primates Panamá es de libre uso para fines educativos.

Mes-de-los-primates-neotropicales

Seis transformaciones para lograr las metas del Desarrollo Sostenible

El investigador Jeffrey D. Sachs y seis colaboradores de prestigiosas universidades y centros de investigación de Estados Unidos de América, Francia, Reino Unido, Alemania y Austria publicaron en la revista Nature Sustainability las seis transformaciones requeridas para lograr el éxito de la agenda de la sostenibilidad al 2050.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático exigen transformaciones profundas en cada país que requerirá acciones complementarias de los gobiernos, la sociedad civil, la ciencia y las empresas. Sin embargo, según los autores, las partes interesadas carecen de comprensión compartida de cómo se pueden poner en práctica los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

Ellos partieron del análisis de la iniciativa The World in 2050 y ahora proponen en función de los ODS, seis transformaciones a manera de bloques de construcción modulares para el logro del cumplimiento de los ODS:

(1) educación, género y desigualdad;

(2) salud, bienestar y demografía;

(3) descarbonización energética e industria sostenible;

(4) alimentos sostenibles, tierra, agua y océanos

(5) ciudades y comunidades sostenibles; y

(6) revolución digital para el desarrollo sostenible.

Cada transformación identifica inversiones prioritarias y desafíos regulatorios, solicitando acciones de partes bien definidas del gobierno que trabajan con empresas y la sociedad civil. Por lo tanto, las transformaciones pueden operacionalizarse dentro de las estructuras de gobierno respetando las fuertes interdependencias en los 17 ODS.

También los autores recomiendan una agenda de acción para que la ciencia proporcione conocimiento requerido para diseñar, implementar y monitorear las Transformaciones ODS.

El impulso social y científico de la sostenibilidad y sus principios y objetivos debe darse en todos los escenarios posibles.

La propuesta académica de los investigadores incluye un análisis matricial sencillo donde cada transformación propuesta comprende intervenciones clave de los ODS que juntos generan productos intermedios, que sirven como insumos para lograr las metas del Desarrollo Sostenible.

IMPLEMENTANDO LAS SEIS TRANSFORMACIONES

Según los autores las seis transformaciones propuestas requieren cambios estructurales profundos, deliberados y a largo plazo en el uso de recursos, infraestructura, instituciones, tecnologías y relaciones sociales que deben llevarse a cabo en un período de tiempo corto. Ponen de ejemplo que ello sí es posible y dan ejemplos concretos como las transformaciones sociales que ocurrieron en siglos pasados, como la industrialización en la Europa del siglo XIX, que fueron impulsadas por los avances tecnológicos como la máquina de vapor y el ferrocarril y que fueron en gran medida sin dirección, aunque el desarrollo de las tecnologías a menudo ocurrió con el apoyo del gobierno. En el siglo XX, las tecnologías de los semiconductores, Internet y los sistemas de posicionamiento global fueron promovidos a través de la innovación dirigida para cumplir objetivos militares. Por ende, recalcan que las transformaciones de su propuesta para lograr los ODS deben estar dirigidas en cumplir objetivos cuantitativos con plazos determinados, como el de emisiones de carbono neto cero al 2050.

LA SOCIEDAD DEBE ACTUAR

Los autores indican que es muy importante el activismo social para cambiar normas y comportamientos. Según ellos, las transformaciones requieren cambios fundamentales en las normas, creencias sistemas y heurística cognitiva. Por ejemplo comprender el paso que se debe dar del crecimiento lineal al crecimiento circular, o la responsabilidad sobre los bienes comunes y la equidad global. Para ello se requiere diálogos y procesos de aprendizaje entre todos los actores, a través de la investigación transdisciplinaria y la educación. Están conscientes que los cambios sociales se logran a nivel de las personas y sus sentimientos que luego se concreta en normas legales y políticas económicas.

Según ellos, los movimientos sociales, el activismo público y las campañas de sensibilización deberían explicar la ética del desarrollo sostenible, promover activismo de base y participación comunitaria, activismo de actores sociales y movimientos de consumidores de comercio justo. Los líderes morales deberían exponer las enseñanzas éticas de las religiones más grandes del mundo en el contexto del desarrollo sostenible.

Como se puede apreciar con las publicaciones sobre sostenibilidad que han ocurrido en los últimos 5 años, ya la academia comienza a empoderarse de las investigaciones conceptuales y pragmáticas que ayudan a resolver el reto mundial que implica la sostenibilidad.

REFERENCIA

Jeffrey D. Sachs , Guido Schmidt-Traub , Mariana Mazzucato, Dirk Messner, Nebojsa Nakicenovic y Johan Rockström. 2019. Six Transformations to achieve the Sustainable Development Goals. Nature Sustainability, 2: Sept, 805–814.

EDICIÓN

Proyecto Primates Panamá – 11 de Feb. 2020

Panamá: Salvemos a los Primates de electrocutamientos

Por favor luego que usted ha leído el texto abajo desplegado puede firmar la petición correspondiente en el vínculo Salvemos a los Primates de electrocutamientos

Atención autoridades, gerentes y Sociedad en General:
Dr. Armando Fuentes Rodríguez (Administrador – Autoridad de los Servicios Públicos Panamá)
Ing. MSc. Milciades Concepción (Ministro – Ministerio de Ambiente)
Ing. Jorge Rivera Staff (Secretaría de Energía y JD. ETESA)
Ing. Gilberto Ferrari (Gerente ETESA)
Ing. José Luis Lloret (Gerente – Naturgy Panama)
Ing. Esteban Barrientos Moreno (ENSA – Filial Panama Grupo EPM)

SIGUEN MURIENDO MILES DE ANIMALES ELECTROCUTADOS CADA AÑO

Las noticias sobre electrocutamientos de fauna silvestre en contacto con las líneas eléctricas de transmisión y distribución de energía son diarias en los diferentes confines de nuestros países tropicales. La fauna está siendo literalmente quemada por la electricidad y sus esperanzas de supervivencia a largo plazo son inciertas si no se detiene de manera significativa la mortalidad por electrocutamientos.

La mayoría de los electrocutamientos son prevenibles con planes ambientales serios y supervisados de instalación de líneas de tendido eléctrico. Si no hay una política seria y firme de dónde instalar las líneas y como adecuarlas para que no electrocuten fauna, las empresas privadas y el propio Estado le producen mucho daño a la vida silvestre y la biodiversidad en general.

La electrificación rural, un avance para los humanos usuarios de este servicio en los países en vías de desarrollo, se está cobrando muchas víctimas silenciosas, que por si mismos no pueden reclamar su derecho a la vida y a un hábitat seguro, libre de peligros mortales como lo son los cables de alta y baja tensión que recorren los campos y ciudades.

Los Estudios de Impacto Ambiental y las Auditorías Ambientales no han resuelto en sus hallazgos el problema, ni las medidas que afectan a miles de animales que se electrocutan cada año. Como Estado debemos mirar directamente al problema y establecer las soluciones con prontitud.

LA BIODIVERSIDAD ES UN PATRIMONIO DE TODOS

La biodiversidad y la naturaleza son un patrimonio común invaluable de cada nación y el planeta. Con la irresponsabilidad de no protegerla como se debe la estamos llevando al límite de su resiliencia.

La biodiversidad está disminuyendo a un ritmo sin precedentes a nivel mundial, y la tasa de extinción de especies sigue creciendo. Las motivaciones para proteger a tiempo lo que aún no ha sido completamente destruido es un deber de todos. El Estado de hacer y obligar a acatar todas las normas necesarias para proteger esa biodiversidad de la que al final depende la propia especie humana.

PANAMÁ MERECE UNA POLÍTICA FIRME DE PROTECCIÓN DE LA FAUNA CONTRA ELECTROCUTAMIENTOS Y PROTECCIÓN DE HÁBITAT DE LOS TENDIDOS ELÉCTRICOS

Con todo respeto solicitamos a la Autoridad de los Servicios Públicos, al Ministerio de Ambiente y a la Asamblea Nacional de Panamá trabajar en conjunto con la sociedad civil para establecer todas las normas, reglamentos y leyes necesarias para salvaguardar la biodiversidad del país y que el sistema de producción eléctrica, de transmisión y de distribución de energía en toda la geografía nacional tenga políticas claras y firmes para la protección de la biodiversidad que incluye dos elementos claves: bosques y fauna. No olvidar que Panamá debe acatar y actuar para solventar el ODS 15 sobre la protección de los ecosistemas y la biodiversidad.

LOS PRIMATES SON ESPECIES CLAVES PARA LA CONSERVACIÓN

Los primates son la fauna arborícola más afectada por la fragmentación del bosque, el corte líneal del bosque por tendidos eléctricos y la presencia de los mortales cables de energía sin protección.

Los primates son el rostro visible de la biodiversidad que aún nos queda en los bosques de Panamá. No permitamos que sigan ocurriendo tantos electrocutamientos de fauna cada año. No merecen ese trato y descuido generacional de los que hoy nos damos cuenta del problema. El humano responsable siempre debe actuar para salvaguardar la naturaleza.

NO MÁS PRIMATES ELECTROCUTADOS

Por favor, hagamos un esfuerzo nacional y mundial para resolver el problema y para exigir las correcciones de las políticas y las acciones concretas que se requiere para proteger a los Primates como especies víctimas del problema de electrocutamientos en el país.

RESPONSABILIDAD AMBIENTAL

Además solicitamos en nombre de la política de Responsabilidad Ambiental a las empresas ETESA, ENSA GRUPO EPM y NATURGY ENERGY GROUP, S.A, que sin necesidad de presión del Estado y de la ciudadanía, asuman el liderazgo con responsabilidad ambiental profunda e inicien las inversiones necesarias para proteger la naturaleza, los bosques y salvaguardar la vida animal como debe ser. Estamos seguros que son capaces de asumir este liderazgo ambiental para ejemplo del mundo.

COMPROMISO DE TODOS

Nosotros como sociedad civil organizada hemos denunciado el problema desde hace mucho tiempo. Sabemos que el Estado y las Empresas de Energía también conocen la magnitud del problema. Ahora sólo falta la voluntad para actuar contra el problema.

Gracias por atender a tiempo esta solicitud de los abajo firmantes.

Translate »