Panamá

Primates, rostros de la biodiversidad

Los primates son indudablemente los hermanos filogenéticos más cercanos a la especie humana, en el contexto de la vida en el planeta Tierra. Somos primates. Compartimos incluso aspectos comportamentales bidireccionales como el egoísmo y la solidaridad entre individuos.

Así como un árbol de espavé es más cercano a un árbol de higuerón, o una ardilla es más cercana a un ratón, o un manta raya es más cercano a un tiburón, así son las relaciones filogenéticas en la explosión de vida que tiene el planeta, luego de millones de años de existencia.


Desde hace casi 200 años, la especie humana, Homo sapiens, ha empezado un mundo sin sentido, que hace énfasis en la explotación irracional del planeta. Como ser egoísta no piensa en el resto de la vida en el planeta. Como ser solidario, ya muchos comienzan a cuestionar este mal proceder de lo que está haciendo el hombre, como especie en el planeta, y las formas de reparar tanto daño.

Rescatemos nuestra solidaridad hacia el planeta y hacia otras formas de vida en el planeta, incluyendo la solidaridad entre la gente y los pueblos del mundo. El planeta Tierra no existe para dominarlo, ni para abusar de sus recursos. Uso racional es la ruta.

¿Qué hace usted para proteger la biodiversidad del planeta Tierra?

2021-2031 – Década de la Restauración Ecológica

UN PLANETA PARA TODOS!

Densidad y estructura poblacional del mono araña de Azuero (Ateles geoffroyi azuerensis), Pedasí, Los Santos, Panamá

Danilo Javier Chiari Polo 1, 2,3 Mario González 2,3

1 Proyecto Ecológico de Azuero, Azuero Ecology Earth Project Proyecto Primates info@proecoazuero.org. 2 BioFuture Panamá, Programa Nuevas Caras de la Ciencia. Milleniun Plaza G-102, biofuturepty@gmail.com, 3Universidad de Panamá, Centro Regional Universitario de Colon.

La región neotropical tiene 174 especies de primates, 19 géneros y 5 familias, de las cuales cuatro están presentes en Panamá. El área de estudio está ubicada en Los Santos, dentro de la Península de Azuero en el distrito de Pedasí (7° 32′ 0″ N, 80° 2′ 0″ W) con una superficie total de 114,3 km² en la región suroriental de la provincia de Los Santos que tiene registros de dos especies: el mono araña o mono charro (Ateles geoffroyi azuerensis) y el mono aullador de Azuero (Alouatta coibensis trabeata) (especie endémica de Azuero). Este estudio registró la densidad y estructura poblacional de mono araña en relación al paisaje fragmentado desde septiembre de 2017 hasta febrero 2020, con un esfuerzo de muestreo de 420 horas-hombre. Para la identificación de las especies se utilizó la técnica de observación directa e identificación de vocalizaciones.

Se registraron un total de 65 individuos distribuidos en 9 grupos en un área de 176.62 ha de parches de bosque con una densidad de 60.35 Ind/km2 donde el tamaño promedio de los grupos fue 2.57 (2-9) Grupos/km2. El tamaño de los grupos contados fue de 0.80 ± 0.92 machos y 1.76 ± 1.17 las hembras, y tomando en cuenta la relación entre hembras y machos fue de 0.45, pero difieren en cuanto a densidad y estructura de grupo con trabajos previos, llevados a cabo en la zona. Se evidencia un decrecimiento de la población de primates en comparación con otros estudios realizados antes, estos factores de decrecimiento pueden estar relacionados con la pérdida de hábitat, producto del aumento de la actividad ganadera. entre otras múltiples acciones.

Un planeta para todos!

Ariel Rodríguez-Vargas
Proyecto Primates Panamá
ProyectoPrimatesPanama@gmail.com

22 de Abril de 2020 es el Día Mundial de la Tierra. Hace más de un mes un silencio y un vacío de actividades humanas se tomó los pueblos y ciudades del mundo. Es la especie humana confinada en sus hogares y desalojada, incluso a la fuerza, de las calles, plazas y espacios públicos. Es la figura de los efectos de una pandemia de un síndrome respiratorio denominado COVID-19 que azota al mundo y lo tiene casi de rodillas. La gente siente temor de enfermarse o de enfermar a sus seres queridos vulnerables al virus SARS-CoV-2. Es una epidemia que ha golpeado a todo el mundo y amenaza con hacer estragos en países que ya sufren de mil calamidades y otras epidemias endémicas letales. Los números de COVID-19 todavía son irrisorios a los millones de muertos de malaria en África y Asia en los últimos 20 años. Que la ciencia y la conciencia política mundial hagan su trabajo.

22 de abril – Día Mundial de La Tierra

Los ecosistemas con todos los elementos biólógicos y abióticos son la base de la vida humana en el planeta. Recordemos que la humanidad como tal, llegó al planeta cuando el paraíso o el ecosistema estaba listo para recibirnos. El recibimiento no es gratuito. Muchos o millones de seres son parásitos y depredadores y nosotros no estamos exentos de ser víctimas de ellos. Hemos aprendido a intimidar a los macrodepredadores, pero aún no dominamos, ni conocemos a los enemigos más terribles de la humanidad: los virus y otros microorganismos infecciosos. Ellos son los verdaderos reyes del planeta. Se acaba la especie humana y ellos seguirán en la biosfera, incluso cristalizados.

No hay opción, hay que aprender a convivir con todos los seres vivos del planeta. Hay que respetar sus espacios, sus ambientes y mantener la distancia de aquellos que no han evolucionado a vivir cercano a nosotros. La humanidad se ha enseñoreado sobre casi todo lo existente en el planeta, le ha perdido el respeto a la naturaleza, pero en muchas ocasiones, ella es capaz de devolverle la afrenta.

Durante el último mes de cuarenta total en el mundo, muchas especies de la vida silvestre han regresado a los lugares donde las actividades humanas los habían desplazado desde hace décadas o cientos de años. Así vemos en las calles de ciudades vacías, desde cabras de montaña en Gales, zarigüeyas en Colombia, alces en Canadá, venados en Japón, hormigueros en Brazil, linces en España, jabalíes en Alemania, gamos en Inglaterra, etc. Este momento fugaz es un telón de enseñanza moral y ambiental que nos debe llevar a la pregunta: ¿Qué hemos hecho en el planeta? ¿Somos los dueños absolutos del mundo? ¿Quién reparará nuestros daños ambientales? ¿Es justo y bueno destruir por vanidad humana, la naturaleza? ¿Vale la pena convertir todo un ecosistema en un gran potrero o en un inmenso cultivo de arroz? ¿Por qué no pensamos que el planeta es para todos y que todos los seres necesitan conservar espacios vitales para su supervivencia?

La vida silvestre que conocemos en el planeta lucha por su supervivencia de manera instintiva e incluso razonada como ocurre con algunos primates. Al igual que los humanos, ellos deben defenderse de los enemigos naturales. Además, ellos están expuestos a mil patógenos, algunos letales que diezman sus poblaciones e incluso las pueden extinguir. Por ejemplo, los murciélagos como especies han logrado sobrevivir durante millones de años al ataque de innumerables especies de virus, bacterias u hongos. La naturaleza dura es implacable y también es implacable cuando el hombre abusando de su condición de especie dominante invade los espacios silvestres, más allá de lo debido o de la ética.

Sirva este día para recordarnos a todos, que la Tierra es un lugar para todas las especies existentes, es un planeta para todos, y es nuestro deber como especie humana, coadyuvar en educar a las nuevas generaciones, a respetarla, protegerla y nunca ser abusadores de ella, ya que las consecuencias de los abusos terminan siendo asoladoras. El humano tiene espacios de acción suficientes para desarrollarse plenamente y el día que aprendamos a ponernos límites como especie, con conocimiento, leyes, ética y valores, ese día estaremos construyendo una humanidad con futuro bueno y armonía natural.

Todos a favor de la madre Tierra y nunca contra ella.

Cableado eléctrico no protegido, trampa mortal para fauna arbórea

Los cables eléctricos no protegidos en bosque de galería de Alanje, Provincia de Chiriquí, República de Panamá.

Un bosque riberino o bosque de galería puede llegar a perder casi toda la fauna arbórea si no se protegen los cables eléctrico para que los animales no hagan doble contacto con dichos cables de energía.

Sin políticas claras y firmes el problema permanecerá en el tiempo, con las consecuencias ambientales conocidas.

Las acciones ciudadanas para solucionar el problema son prioritarias y deben llevar a crear las políticas requeridas para salvaguardar la biota de nuestros ecosistemas.

FAVOR FIRMAR UNA PETICIÓN PARA ABRIR EL DEBATE DE LA SOLUCIÓN
https://www.change.org/p/salvemos-los-primates-de-electrocutamientos/u/26006275

Expo Fotográfica 2020

Este año 2020 la Expo Fotográfica de Proyecto Primates Panamá tiene de patrocinador principal a la Universidad Tecnológica OTEIMA, a realizarse del 27 de marzo al 3 de abril de 2020 en las instalaciones principales de OTEIMA en la ciudad de David.

La inauguración del evento será el día 27 de marzo a las 5:00 de la tarde en la cual habrá una conferencia magistral corta sobre el tema de la exposición: Biodiversidad, Primates y Sociedad, que será dictada por el Dr. Ariel Rodríguez Vargas.

Esta actividad será abierta a todo público y con acceso libre. Las obras pueden ser adquiridas y los fondos serán donados a Proyecto Primates Panamá.

Panamá: Salvemos a los Primates de electrocutamientos

Por favor luego que usted ha leído el texto abajo desplegado puede firmar la petición correspondiente en el vínculo Salvemos a los Primates de electrocutamientos

Atención autoridades, gerentes y Sociedad en General:
Dr. Armando Fuentes Rodríguez (Administrador – Autoridad de los Servicios Públicos Panamá)
Ing. MSc. Milciades Concepción (Ministro – Ministerio de Ambiente)
Ing. Jorge Rivera Staff (Secretaría de Energía y JD. ETESA)
Ing. Gilberto Ferrari (Gerente ETESA)
Ing. José Luis Lloret (Gerente – Naturgy Panama)
Ing. Esteban Barrientos Moreno (ENSA – Filial Panama Grupo EPM)

SIGUEN MURIENDO MILES DE ANIMALES ELECTROCUTADOS CADA AÑO

Las noticias sobre electrocutamientos de fauna silvestre en contacto con las líneas eléctricas de transmisión y distribución de energía son diarias en los diferentes confines de nuestros países tropicales. La fauna está siendo literalmente quemada por la electricidad y sus esperanzas de supervivencia a largo plazo son inciertas si no se detiene de manera significativa la mortalidad por electrocutamientos.

La mayoría de los electrocutamientos son prevenibles con planes ambientales serios y supervisados de instalación de líneas de tendido eléctrico. Si no hay una política seria y firme de dónde instalar las líneas y como adecuarlas para que no electrocuten fauna, las empresas privadas y el propio Estado le producen mucho daño a la vida silvestre y la biodiversidad en general.

La electrificación rural, un avance para los humanos usuarios de este servicio en los países en vías de desarrollo, se está cobrando muchas víctimas silenciosas, que por si mismos no pueden reclamar su derecho a la vida y a un hábitat seguro, libre de peligros mortales como lo son los cables de alta y baja tensión que recorren los campos y ciudades.

Los Estudios de Impacto Ambiental y las Auditorías Ambientales no han resuelto en sus hallazgos el problema, ni las medidas que afectan a miles de animales que se electrocutan cada año. Como Estado debemos mirar directamente al problema y establecer las soluciones con prontitud.

LA BIODIVERSIDAD ES UN PATRIMONIO DE TODOS

La biodiversidad y la naturaleza son un patrimonio común invaluable de cada nación y el planeta. Con la irresponsabilidad de no protegerla como se debe la estamos llevando al límite de su resiliencia.

La biodiversidad está disminuyendo a un ritmo sin precedentes a nivel mundial, y la tasa de extinción de especies sigue creciendo. Las motivaciones para proteger a tiempo lo que aún no ha sido completamente destruido es un deber de todos. El Estado de hacer y obligar a acatar todas las normas necesarias para proteger esa biodiversidad de la que al final depende la propia especie humana.

PANAMÁ MERECE UNA POLÍTICA FIRME DE PROTECCIÓN DE LA FAUNA CONTRA ELECTROCUTAMIENTOS Y PROTECCIÓN DE HÁBITAT DE LOS TENDIDOS ELÉCTRICOS

Con todo respeto solicitamos a la Autoridad de los Servicios Públicos, al Ministerio de Ambiente y a la Asamblea Nacional de Panamá trabajar en conjunto con la sociedad civil para establecer todas las normas, reglamentos y leyes necesarias para salvaguardar la biodiversidad del país y que el sistema de producción eléctrica, de transmisión y de distribución de energía en toda la geografía nacional tenga políticas claras y firmes para la protección de la biodiversidad que incluye dos elementos claves: bosques y fauna. No olvidar que Panamá debe acatar y actuar para solventar el ODS 15 sobre la protección de los ecosistemas y la biodiversidad.

LOS PRIMATES SON ESPECIES CLAVES PARA LA CONSERVACIÓN

Los primates son la fauna arborícola más afectada por la fragmentación del bosque, el corte líneal del bosque por tendidos eléctricos y la presencia de los mortales cables de energía sin protección.

Los primates son el rostro visible de la biodiversidad que aún nos queda en los bosques de Panamá. No permitamos que sigan ocurriendo tantos electrocutamientos de fauna cada año. No merecen ese trato y descuido generacional de los que hoy nos damos cuenta del problema. El humano responsable siempre debe actuar para salvaguardar la naturaleza.

NO MÁS PRIMATES ELECTROCUTADOS

Por favor, hagamos un esfuerzo nacional y mundial para resolver el problema y para exigir las correcciones de las políticas y las acciones concretas que se requiere para proteger a los Primates como especies víctimas del problema de electrocutamientos en el país.

RESPONSABILIDAD AMBIENTAL

Además solicitamos en nombre de la política de Responsabilidad Ambiental a las empresas ETESA, ENSA GRUPO EPM y NATURGY ENERGY GROUP, S.A, que sin necesidad de presión del Estado y de la ciudadanía, asuman el liderazgo con responsabilidad ambiental profunda e inicien las inversiones necesarias para proteger la naturaleza, los bosques y salvaguardar la vida animal como debe ser. Estamos seguros que son capaces de asumir este liderazgo ambiental para ejemplo del mundo.

COMPROMISO DE TODOS

Nosotros como sociedad civil organizada hemos denunciado el problema desde hace mucho tiempo. Sabemos que el Estado y las Empresas de Energía también conocen la magnitud del problema. Ahora sólo falta la voluntad para actuar contra el problema.

Gracias por atender a tiempo esta solicitud de los abajo firmantes.

Translate »