Metacuterebra baeri: El tórsalo gigante de los monos aulladores

Biología de la mosca

Es una mosca parásito de los monos aulladores viviendo en estado silvestre. Este parásito es exclusivo de los monos aulladores, por eso su antiguo nombre científico (Alouattamyia baeri) evoca a su hospedero único. Ha habido un registro en el mono nocturno (Aotus trivirgatus), pero parece un caso accidental.

Los primates son huéspedes de una sola especie, Metacuterebra baeri, y esta asociación única probablemente es autapomórfica. Los anfitriones extensamente arbóreos de C. baeri (principalmente monos aulladores) indicarían intuitivamente un sitio de oviposición en algún lugar del dosel, lo que en sí mismo sería único dentro de Metacuterebra. Shannon y Greene (1926) sugirieron que la mosca del tórsalo de mono aullador, Metacuterebra baeri, también ovipositaba en las hojas o frutos que comía su huésped.

Las hembras apareadas ovipositan en una localidad frecuentada por anfitriones potenciales. La ubicación de los sitios de oviposición puede tener un papel en el acuerdo general de que los miembros de este género son altamente específicos de los huéspedes. El elevado número de sensilas tarsianas sugiere que las hembras son estimuladas a ovipositar por la presencia de bajas concentraciones de compuestos asociados al huésped. (Las hembras tienen un número mayor de sensilas que los machos.) Los huevos están firmemente adheridos al sustrato con un material adhesivo. Los huevos requieren de 4 a 10 días para embrionarse.

La eclosión se produce en respuesta a un aumento repentino de la temperatura asociado a un huésped potencial cercano. No todos los huevos de una nidada eclosionarán de forma sincronizada.

Las larvas recién eclosionadas están activas, buscando un huésped y una vez en el huésped, un sitio de entrada adecuado. Las aberturas del cuerpo húmedo (por ejemplo, las narices, la boca, los ojos) son el portal de entrada, las larvas son incapaces de penetrar la piel intacta. Tras la entrada en el huésped, las larvas realizan una breve migración, probablemente dentro de la cavidad corporal, de 3 a 5 días, tras la cual llegan a lugares subcutáneos donde un granulo se forma un quiste gigantesco alrededor de las larvas en desarrollo. La ubicación de los quistes tiende a ser específicas de cada especie (por ejemplo, alrededor de la garganta de los monos aulladores infestados con Metacuterebra baeri). Las larvas se desarrollan completamente en un período de 20 a 40 días y luego salen del quiste a través del agujero de respiración que se abre justo cuando el quiste se está formando. La pupación tiene lugar bajo la hojarasca de la superficie o en lo profundo del suelo.

Sistemática de la especie

Metacuterebra baeri Greene (1925)
Familia: Cuterebridae
Orden: Diptera
Alouattamyia Townsend, 1931: 319. Type-species, Cuterebra baeri Greene, 1925 (orig. des.).
baeri (Greene), 1925: 160 (Cuterebra). Type-locality: Guyana, Bartica, Kartabo. Distr. – Costa Rica, Panama, Guyana, Peru, Brazil (Amazonas, Pará). Refs. – Shannon & Greene, 1926: 286, pls. 152-153 (Cuterebra); Townsend, 1931: 319 (Alouattamyia); Carpenter, 1934; Dunn, 1934; Zeledón, Jiménez & Brenes, 1957: 129 (Cuterebra; larva); J. H. Guimarães, 1967: 1 (cat., Allouattamyia), 1971 (Alouattamyia); J. H. Guimarães & Coimbra, 1982: 35; Fraiha Neto, Chaves, Borges & Freitas, 1984: 63 (Alouattamyia); Dudley & Milton, 1990 (Alouattamyia); Baron, Colwell & Milton, 1996: 946 (Alouattamyia); Milton, 1996: 39 (Aloattamyia); Colwell & Milton, 1998: 674 (Alouattamyia; development in Alouatta palliata); Stuart, Pendergast, Rumfelt, Pierberg, Greenspan, Glander & Clarke, 1998 (Alouattamyia); J. H. Guimarães & Papavero, 1999: 222, figs. 87, 111. 123 (n. comb.); Colwell, Baird, Lee & Milton, 1999: 803 (Alouattamyia; SEM and morphometrics of egg).

Ciclo de vida del parásito

El ciclo de vida de esta mosca toma aproximadamente 13 semanas (3 meses y una semana). La larva permanece en los monos aulladores por aproximadamente 6 semanas, pasando por tres estadíos.

Prevalencia mensual e intensidad de parasitismo

El parasitismo ocurre todo el año, pero es más prevalente e intenso en la estación lluviosa. Todas las edades son infectadas, incluyendo los bebés, alcanzando valores de hasta 72% de infestación del total de individuos. El grupo más afectado son los juveniles, que llegan a tener valores de más del 75% de infestación del total de ellos.

Posiblemente las condiciones ambientales de los bosques también tienen una relación sobre la abundancia y prevalencia de este parásito en los monos aulladores.

Referencias

  1. Colwell, D.D., M.J. Hall y P.J. Scholl. 2006. The Oestrid flies: Biology, host-parasite relationship, impact and management. CABI Publishing. Cambridge.
  2. Katherine Milton. 1996. Effects of bot fly (Alouattamyia baeri) parasitism on a free-ranging howler monkey (Alouatta palliata) population in Panama. J. Zool., Lond. 239, 39-63.
  3. Papavero, N. y J. H. Guimaraes. 2009. Catalogue of Neotropical Diptera. Cuterebridae. Neotropical Diptera 11:1-17