Mar. Sep 27th, 2022

Construyendo un futuro para la biodiversidad

Dra. Laura Patiño Cano

Este año, el Día Internacional de la Biodiversidad (22 de mayo) nos invita a construir un futuro compartido para todas las formas de vida y pone de manifiesto una vez más la necesidad urgente de actuar a favor de la naturaleza y por el bien de la humanidad. Con esta consigna, deseamos llamar la atención sobre lo que conlleva la desaparición de especies y la pérdida de ecosistemas vitales a los que pertenecen. No olvidemos nunca que la humanidad depende completamente de un planeta saludable y rico en especies para no perecer como especie.

Bosques montanos del Parque Nacional Volcán Barú. Foto: A. Rodríguez-Vargas

Construir un futuro es invertir en nuestro planeta, actuar de forma comprometida y altruista con el objetivo primordial de lograr beneficios para todas las partes, tal cual lo establece el Convenio sobre la Diversidad Biológica en su Artículo 1: “ …perseguir … la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos, mediante, un acceso adecuado a esos recursos y una transferencia apropiada de las tecnologías pertinentes, teniendo en cuenta todos los derechos sobre esos recursos y esas tecnologías, así como mediante una financiación apropiada” de parte de los Estados, la banca mundial, empresas e instituciones conscientes. No menos valioso es el humilde pero permanente apoyo de la sociedad civil, con trabajo voluntario en cada rincón del planeta. Allí, justo allí, puede estar el mejor futuro para la conservación de la biodiversidad, el empoderamiento civil, para gestionar y hacer labores efectivas de conservación de la biodiversidad.

Paisaje de la Península de Azuero, sector de Mariato.

Insistimos que el reto es de toda la sociedad y es deber ineludible comprometernos a ser excelentes huéspedes dentro de la casa común, la Tierra. Es claro que para poder seguir disponiendo de los recursos que necesita la humanidad para sobrevivir, como los alimentos, las medicinas, agua para consumo y otras actividades, aire limpio y suelos fértiles, hay que proteger la biodiversidad.

El 2030 es la fecha límite para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible y también será el final de la Década de la Restauración Ecológica, que constituyen dos de los compromisos más importantes que como humanidad nos hemos propuesto cumplir para mitigar el impacto negativo que sobre la biodiversidad hemos causado. La cuenta regresiva avanza, nos queda poco más de 8 años para que los procesos destructivos no terminen condenando a las futuras generaciones a vivir en condiciones precarias y por eso es que es fundamental hacer énfasis en mejorar nuestra relación con la Naturaleza y ser conscientes del efecto negativo y destructor sobre la naturaleza de la deforestación, la contaminación de las aguas continentales, de lagos, ríos y océanos, el tráfico de especies silvestres, los incendios forestales, la ganadería extensiva, los monocultivos y muchas otras actividades sin manejo ambiental.

La conservación de la biodiversidad es pensar en el futuro de todos y del planeta e involucra acciones sociales claves, necesarias para construir un mejor planeta para todos.

————–

La autora es Directora Ejecutiva de Proyecto Primates Panamá

Publicado en la sección Opinión del Diario La Prensa del 24 de mayo de 2022

Por admin

Biólogo - Zoólogo, MSc en Consevación y Manejo de Vida Silvestre, Dr. rer nat en Ciencias Naturales con énfasis en Conservación de la Naturaleza y Sostenibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »