El respeto a los mayores es universal en los primates

Shanta Barley

El respeto a los mayores puede ser universal en los primates. Los monos, al igual que los humanos, prestan especial atención a sus mayores, aparentemente para obtener la sabiduría de algunos animales mayores.

Alban Lemasson, de la Universidad de Rennes en Paimpont, Francia, y sus colegas grabaron 823 intercambios vocales entre ocho monos hembra Campbell, cada uno de los cuales se observó durante 6 horas.



En los monos carablanca de Punta Burica se ha observado un respeto de los jóvenes hacia los mayores, tal y como lo muestra la foto. Es posible que se trate
de una relación padre e hijo.

Las llamadas de los monos mayores provocaron más respuestas vocales que las de los monos más jóvenes, independientemente de su estatus dentro del grupo. Los monos de siete años obtuvieron el doble de respuestas del resto del grupo que los de 2 años.

“Esta es la primera vez que los científicos han demostrado sistemáticamente que los primates no humanos prestan especial atención a las voces de sus mayores, y sugiere que el respeto a los mayores es parte de nuestra herencia de primates”, dice Klaus Zuberbühler de la Facultad de Psicología de la Universidad de St Andrews, Reino Unido, que no participó en el estudio.

Forjando amistad

¿Por qué los monos más jóvenes deberían prestar más atención a lo que sus mayores tienen que decir? Por un lado, ser tomado bajo el ala de un mono mayor puede ayudar a los animales más jóvenes a forjar amistades y ascender en la escala social. “Los monos mayores juegan un papel clave en la regulación de la red social”, dice Lemasson.

Los monos mayores también saben más, señala Zuberbühler. “Los ancianos conocen mejor el bosque, son mejores para detectar a los depredadores y son mejores para encontrar nuevos alimentos”, dice. “Las llamadas hechas por los ancianos pueden jugar un papel clave en la cohesión y supervivencia del grupo”.

Además, las llamadas hechas por los ancianos deberían tener más peso que las hechas por los menores, ya que los ancianos conocen mejor las “reglas” de conversación, dice Lemasson. Es más probable que los menores rompan las reglas y den señales engañosas.

Falsa alarma

“Por ejemplo, los cercopitecus verdes envían una llamada de alarma cuando ven a un águila volar sobre sus cabezas, pero los jóvenes lo envían simplemente en respuesta a una hoja que cae del cielo”, dice Lemasson. “Las llamadas de los ancianos son más confiables.”

—–

Estudio publicado en la revista: Biology Letters, DOI: 10.1098 / rsbl.2009.0875

Leer más: https://www.newscientist.com/article/dn18347-respect-for-elders-may-be-universal-in-primates/#ixzz6B8glsOsf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »